Electrosmog, un enemigo silencioso para la salud pública 

PARTE 1

¿Qué es el electrosmog?

El desarrollo de la energía eléctrica y todas sus manifestaciones modernas, ha transformado nuestro entorno natural en una red estrechamente tejida de múltiples fuentes de radiación.   A la  densidad de estas radiaciones las llamamos electrosmog.  Líneas eléctricas, teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos, antenas de telefonía móvil, e incluso la tecnología inalámbrica aumenta exponencialmente la cantidad de electrosmog en nuestro entorno afectando el desarrollo y la calidad de vida de las personas.

Nota: “La lista Glaser, del Instituto de Investigación Médica de la Marina de los Estados Unidos, destaca 122 efectos negativos sobre la salud humana. También hay el reporte BIO Initiative 2012 que resume 1800 estudios demostrados de los efectos de la radiación” www.lostiempos.com

¿Cómo afecta el electrosmog al organismo?

Somos por naturaleza seres bio-eléctricos, nuestras células trabajan de manera ininterrumpida por medio de comunicación eléctrica. Una célula sana puede trabajar a 70 mili voltios al estar sanas, pero, cuando la radiación producida por el electrosmog interrumpe este proceso,  se perturba el estado normal de nuestras células; lo que hace que trabajen de manera deficiente pudiendo desencadenar diferentes tipos de enfermedades.

¿Qué tan propensos estamos de ser afectados por el electrosmog?

Este tipo de contaminación puede pasar más allá de las paredes, los techos y los vidrios. También nos afecta en cualquier lugar en que haya internet, computadoras, celulares o cualquier otro aparato que emita radiaciones electromagnéticas.

La forma en que nos contamina el electrosmog, está ligada al tipo de radiación e intensidad que cada aparato o conjunto de aparatos emane. Las personas nos podemos ver afectadas según la calidad de nuestro sistema inmunológico, del sueño, la alimentación, la actividad física, la edad y, por supuesto, los niveles de exposición a la radiación.

Hagamos una pausa y preguntémonos:

¿Cuántas horas durante el día está usted expuesto, cerca o a menos de 3 metros de un aparato como el celular, pantalla, computadora, modem, wifi, torres de electricidad o telefonía?

Se dará cuenta que pasamos nuestra vida dentro de una nube de radiación electromagnética.

Nota:
“Desde 1996, la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó el Proyecto Internacional CEM (Campos Electromagnéticos) para evaluar las pruebas científicas de los posibles efectos sobre la salud y medioambiente.”

¿Qué síntomas puedo tener al estar expuesto a este tipo de contaminación?

Síntomas como el insomnio, mala absorción de nutrientes, fatiga excesiva, dificultades para concentrarnos, vértigo, cansancio, disminución del desempeño, dolor de extremidades, alergias respiratorias o presión inestable, entre otras, pueden ser consecuencia de la exposición al electrosmog. Muchas de estas son atribuidas al estrés, sin embargo, la realidad es que el organismo muestra estos síntomas como alarma de que hay algo fuera de lugar debido a las radiaciones absorbidas. También puede causar problemas en el sistema inmunológico, problemas dermatológicos y enfermedades hormonales entre otros

¿Cómo podemos disminuir nuestra exposición al electrosmog?

  1. Apagando el internet en las noches o cuando no lo utilizamos.
  2. Desenchufar aparatos eléctricos que tenemos en los dormitorios durante las noches.
  3. No abusar del teléfono celular (contabilice las horas que lo usa al día y vaya disminuyéndolas todo lo que sea posible, hasta que lo use únicamente para lo que es realmente necesario)
  4. Alejarse del celular en las noches (es recomendable ponerlo modo avión)
  5. De ser posible, no tener televisión en la habitación donde descansamos, si es indispensable, desconectarla mientras dormimos y cuando no está siendo utilizada.
  6. No permita que los niños menores de 14 años utilicen teléfonos móviles o inalámbricos, ya que pueden afectar a su desarrollo.

 

Nota:
“Los efectos directamente relacionados a la radiación en los que personalmente he visto mejoras cuando se han tomado las medidas recomendadas han sido: recuperación del sueño, subida de los niveles de energía, disminución del estrés y mejoras en la desinflamación”, dice Arteag
www.lostiempos.com

 

¿Cuál es la diferencia entre el electrosmog y los campos electromagnéticos pulsados (CEMP)?

El universo funciona por radiaciones electromagnéticas; la tierra es un enorme campo magnético. Incluso nuestro organismo funciona y se rige por un sistema energético, donde los impulsos eléctricos mantienen las células y órganos en funcionamiento.

 Los campos electromagnéticos pulsados utilizados en la medicina y en la ciencia son especialmente utilizados en el tratamiento de dolencias y no generan radiaciones electromagnéticas perjudiciales para la salud. Todas nuestras funciones corporales necesitan de la estimulación eléctrica del cerebro. Los CEMP simulan esa estimulación para activar la auto sanación.

MyMat, a través de diferentes programas de CEMP contribuye no sólo con su autosanación física, mental y espiritual,  sino que también posee un programa específico para combatir el electrosmog que afecta su organismo. A través de este programa “e-smog” puede disminuir drasticamente las radiaciones absorbidas por su cuerpo para que éste regrese a su estado natural de equilibrio y armonía.

 

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.