Las vibraciones, los sonidos y las frecuencias han tenido, desde las primeras culturas, una estrecha relación con la conexión entre el mundo interior del ser humano, la sanación y lo divino. 

Hoy en día, gracias a miles de estudios, se ha demostrado que esa intuición de nuestros ancestros por hacer uso de ciertas vibraciones y frecuencias para influir a nivel físico, mental, emocional y espiritual sí tienen un efecto real, comprobable en términos científicos.  

Por ello, es que de hace unas décadas a la actualidad se han empezado a difundir terapias alternativas que hacen uso de las vibraciones y frecuencias para lograr resultados favorables en la salud del ser humano o mamíferos en general, terapias que se basan en el uso de la energía que genera determinadas ondas y frecuencias y  que se transfieren al cuerpo humano con el objetivo de mejorar los síntomas de algunas patologías, por mencionar algunas terapias de las más conocidas, podemos mencionar el reiki, la sonoterapia, PEMF, biorresonancia entre muchas más. 

Pero, para entender cómo un sonido o una vibración de energía que produce cierta frecuencia puede afectar un cuerpo, empecemos por entender los conceptos, ¿qué es frecuencia y vibración? y ¿cómo se relacionan?

Vibración

Es un proceso y consecuencia de hacer que algo se mueva, oscile, tiemble o se conmueva. Es una propagación de ondas de energía, se puede considerar como un movimiento repetitivo.

Frecuencia

Es una magnitud que mide el número de repeticiones por unidad de tiempo de cualquier fenómeno o suceso. De forma habitual, se mide en Hercios (Hz) que indica el número de veces que un fenómeno se repite por segundo. 

Relación entre vibración y frecuencia 

Una forma de describir una característica de una vibración es utilizar su frecuencia. La frecuencia indicaría el número de veces que se completa un ciclo de oscilación de esa vibración. 

Frecuencias y su efecto en la salud

El efecto positivo de las frecuencias generadas por el sonido ha sido objeto de análisis durante cientos de años, incluso hay estudios que respaldan que ciertos sonidos inaudibles pueden generar frecuencias positivas para la buena salud del cerebro humano. 

Las frecuencias están en todo lo que nos rodea, pero no todo lo que nos rodea tiene un efecto sanador, son determinadas frecuencias las que cuentan con evidencia científica que promueven la curación o que mejoran los estados de energía y anímicos de un ser humano. 

Donde se encuentran las frecuencias beneficiosas para el ser humano

Esta es una lista de unas cuantas frecuencias, que estudios demuestran que tienen propiedades sanadoras:

 

  • 40Hz se relaciona con las ondas cerebrales gamma y la estimulación de la memoria.
  • 174 Hz Una de las frecuencias de Solfeggio que mencionamos en esta lista, utilizada para el alivio del dolor, así como para la liberación del estrés. 
  • 285 Hz Activa la regeneración celular, por eso puede ser utilizada para la curación de cortes, quemaduras, golpes u otras heridas físicas. 
  • 396 Hz Esta frecuencia ayuda a transformar las emociones no placenteras en alegres y tranquilas, por eso es muy eficaz para combatir la ansiedad, el miedo y la depresión. Puedes ver otras aplicaciones de esta increíble frecuencia acá.
  • 417 Hz Esta frecuencia trabaja a nivel energético, por lo que es ideal para disolver energía negativa ya sea del entorno o producto de traumas del pasado, activa el chakra sacro. 
  • 432 Hz estar en contacto con esta frecuencia hará que percibas mayores niveles de claridad mental y emocional. Un dato curioso es que esta frecuencia es utilizada por los cantantes de ópera para afinar. 
  • 440 Hz Colabora en el desarrollo cognitivo y esta frecuencia activa el chakra del tercer ojo, vinculado a la glándula pituitaria. propiciando la conexión espiritual y proporcionando a las personas sabiduría, conocimiento y perspicacia.
  • 528 Hz Es la frecuencia del amor, crea resonancia a nivel físico, mental, emocional y espiritual. 
  • 639 Hz Utilizada para propiciar una mejor sintonía con las relaciones interpersonales armoniosas, por lo que colabora en una mejor comunicación, empatía hacia el otro y entendimiento en general. 
  • 852 Hz La exposición a esta frecuencia puede ayudar a disminuir la ansiedad y la depresión, es muy utilizada para dolencias psicológicas. 

Puede parecer que esta información es de “la nueva era” pero la curación por frecuencia de sonido ha existido durante siglos para promover el bienestar. 

Hay muchísimas frecuencias más, con aplicaciones de sanación que promueven la regeneración de diferentes grupos de células. 

Estas frecuencias las podemos encontrar en la naturaleza, no solo en los sonidos que produce ésta, una flor por ejemplo, vibra en determinadas frecuencias, aunque nuestros sentidos no tengan la capacidad de percibirlo.

La música desde siempre ha sido una herramienta de sanación, justamente por las frecuencias que nos comparte, hay ciertos instrumentos creados para producir frecuencias sanadoras como los cuencos tibetanos, gongs, campanas de vientos entre otros muchos. 

Nuestro planeta tierra cuenta con un campo magnético que además de protegernos contra la radiación cósmica, nos brinda una gran gama de frecuencias que son absolutamente necesarias para la salud de todos los seres vivos, es por esto que, un astronauta en un viaje espacial requiere de un dispositivo que reproduzca las frecuencias del campo magnético de nuestro planeta, para no deteriorar su salud. 

MyMat® PEMF es un dispositivo electrónico portátil, diseñado para reproducir frecuencias con efectos de autosanación del cuerpo, por medio de una app el usuario puede programar por sí mismo, la terapia de Frecuencia Electromagnética Pulsada de baja intensidad y cuenta con una amplia variedad de frecuencias, por lo que, su rango de trabajo es sumamente amplio, puede utilizarse para prevenir o mejorar en una gran cantidad de patologías físicas y emocionales. Puede conocer mucho más acerca de cómo trabaja MyMat y sus cientos de beneficios acá. 

El futuro de la salud humana se basará en el uso de tecnologías de prevención de enfermedades, más que en la curación de ellas.  En este sentido, dispositivos como MyMat PEMF empiezan desde ya, a ser parte de los artefactos electrónicos de uso cotidiano de un hogar, al final de cuentas, ¿qué es más provechoso que un aparato que ayude a mejorar tu salud?